By Sphera’s Editorial Team | junio 14, 2022

Neutralidad de carbono

La falta de mitigación del cambio climático podría dañar la infraestructura de las empresas, provocar suspensiones y cierres de negocios y frenar el crecimiento económico. Los inversores exigen cada vez más a las empresas que adopten medidas relativas al clima. El grupo de inversión Climate Action 100+, representado por importantes inversores como BlackRock y Pimco, con activos totales de más de 47 billones de dólares, está obligando a sus empresas a reducir drásticamente sus emisiones para 2050 o antes.

Como resultado de esta evolución, el número de organizaciones, incluidos gobiernos y empresas privadas, que han anunciado plazos para alcanzar los objetivos de reducción de emisiones se ha duplicado en menos de un año. Pero la forma en que las diferentes empresas anuncian sus objetivos puede diferir mucho. Y los términos más comunes, como neutralidad climática o de carbono y cero emisiones, suelen utilizarse de manera indistinta. Sin embargo, hay una diferencia de significado que debemos considerar.

¿Qué es la neutralidad de carbono?

Según la definición del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés), la neutralidad de carbono o las emisiones cero de CO2 se refiere únicamente a las emisiones de dióxido de carbono y es un estado de equilibrio entre el CO2 emitido a la atmósfera y el CO2 eliminado de la misma.

En la práctica empresarial real, las organizaciones suelen utilizar el término “neutralidad de carbono” para incluir todas las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) cuando anuncian sus ambiciosos objetivos de reducción de emisiones.

Diferencia entre la neutralidad de carbono, las emisiones cero y la neutralidad climática

Aunque en la práctica la neutralidad de carbono, las emisiones cero y la neutralidad climática se utilizan a menudo de forma indistinta, el IPCC aporta una definición clara para cada término. Las emisiones cero engloban todas las emisiones de GEI, pero también se refieren a equilibrar los GEI emitidos con los eliminados en un determinado periodo de tiempo. La neutralidad climática en cambio, va más allá y considera todos los efectos humanos que afectan al clima.

Emisiones cero versus neutralidad del carbono y neutralidad climática

Fuente: IPCC. Para obtener definiciones detalladas, consulte su Glosario de términos.

La neutralidad de carbono puede diferenciarse de las «emisiones cero» y de la «neutralidad climática», porque, en apariencia, técnicamente solo refleja el carbono. Sin embargo, en términos prácticos, cuando los expertos en sostenibilidad realizan afirmaciones basadas en cálculos, a menudo se refieren a todos los GEI con el término «neutralidad de carbono», ya que normalmente convierten los GEI que no son de carbono en equivalencias de carbono.

Cuando los expertos en sostenibilidad de Sphera ayudan a una empresa a evaluar su huella de carbono, siempre incluimos todos los GEI, que luego se convierten en equivalentes de CO2 de acuerdo con todas las normas pertinentes. Consideramos que ninguna consultoría de sostenibilidad responsable incluiría únicamente el dióxido de carbono a la hora de realizar evaluaciones en relación con la neutralidad de carbono. Por eso, cuando oímos hablar de neutralidad de carbono y cero emisiones como sinónimos, preferimos utilizar cero emisiones para evitar confusiones.

Cómo alcanzar los objetivos de reducción de emisiones

Una estrategia de descarbonización seria y holística debe incluir todas las fuentes de emisión de GEI asociadas al ámbito de las actividades de una empresa: el producto o el servicio que prestan. En primer lugar, debe incluir las fuentes de emisión de toda la cadena de valor (alcance 1, 2 y 3). En segundo lugar, debe incluir plazos y objetivos de reducción realistas.

La iniciativa Science Based Targets (SBTi), una asociación entre Carbon Disclosure Project (CDP), el Pacto Mundial de las Naciones Unidas, el Instituto de Recursos Mundiales (WRI) y el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), presentó una recomendación inicial dirigida a las empresas que pretenden establecer y alcanzar un objetivo de emisiones cero en su documento recientemente publicado. “Fundamentos para el establecimiento de objetivos de cero emisiones con base científica en el sector empresarial”. Con esta publicación, el SBTi marca un hito importante en el proceso de elaboración de una guía dirigida a las empresas sobre el modo de establecer objetivos sólidos, creíbles y verificables de emisiones cero.

Un objetivo de emisiones cero se basa en los objetivos de reducción de emisiones de GEI basados en la ciencia (SBT), lo que ayuda a alinear los esfuerzos de reducción y prevención de emisiones de una organización con la ciencia del clima (antes de la compensación) en línea con el objetivo de 1,5 °C (2,7 °F) definido en el Acuerdo de París. Ahora bien, en comparación con un objetivo de reducción de emisiones de GEI basado en la ciencia, un objetivo de emisiones cero tiene una perspectiva a largo plazo y obliga a las empresas a responsabilizarse también de las emisiones que aún tienen que reducir o que les resulta imposible eliminar.

¿Qué es la compensación de carbono?

La mayoría de los planes de emisiones cero incluyen un componente importante: la compensación de carbono. La compensación de emisiones de carbono es un proceso para compensar las emisiones de carbono que una organización ha generado mediante la financiación de un proyecto para reducir las emisiones de carbono en otro lugar a través de otros medios, como el secuestro de carbono.

En un mundo que sigue funcionando mayoritariamente con combustibles fósiles, la compensación voluntaria de una gran cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero es fundamental para alcanzar los objetivos de reducción de emisiones. A pesar de las críticas a la compensación de carbono como la «venta de indulgencias», en un contexto global con limitados impuestos sobre el carbono, constituye un gran primer paso para crear una mayor conciencia sobre la reducción de emisiones. Es importante que las empresas sigan una jerarquía de mitigación que priorice la reducción de emisiones dentro de la cadena de valor sobre las medidas de compensación.

El SBTi distingue dos tipos de medidas compensatorias.

  • Compensación: eliminación de emisiones fuera de la cadena de valor de la empresa.
  • Neutralización: eliminación de emisiones dentro o fuera de la cadena de valor.

En la transición a las emisiones cero netas, las empresas pueden compensar o neutralizar las emisiones que aún se liberan a la atmósfera mientras realizan la transición hacia un estado de emisiones cero. Una vez que han alcanzado las emisiones cero, las empresas con emisiones residuales pueden neutralizarlas con una cantidad equivalente de eliminación de dióxido de carbono.

Importante: asegúrese de seleccionar un proyecto de compensación que requiera que la compensación de carbono sea real, medible, verificable y adicional. El «principio de adicionalidad» es un concepto que garantiza que la reducción de emisiones no se produciría sin la puesta en marcha del proyecto.

Nuestros consultores pueden apoyarle en su proceso de descarbonización para lograr un objetivo de emisiones cero a través de:

  • Cuantificar las emisiones de carbono a lo largo de toda su cadena de valor,
  • Desarrollar una estrategia de emisiones cero,
  • Establecer un objetivo basado en la ciencia (SBT) y yendo más allá,
  • Controlar su progreso.

Más recursos sobre la neutralidad de carbono y las emisiones cero

La pieza que falta del rompecabezas de las emisiones cero
.

Leer ahora

Objetivos de emisiones cero y anuncios de neutralidad de carbono

Descargar infografía

Anuncios de neutralidad de carbono e implicaciones para la cadena de suministro

Ver seminario web